domingo, 18 de diciembre de 2011

UNA MONARQUIA A DEDO (Atado y bien atado)

“Un rey golpe a golpe”

Estamos acabando el año de 1975, la ciudadanía está inquieta a la espera de la muerte del agonizante dictador Franco. Hay sectores que verían bien la ruptura con el sistema fascista, (la gran mayoría de los ciudadanos demócratas), mientras que otros más conservadores afines al Régimen y a los principios del Movimiento Nacional y sobre todo los capitalistas, quieren el camino de la Reforma Constitucional que ponga al frente lo que Franco quiere, es decir al rey, un rey que no lo será por derecho sino por imposición ilegal, ya que legalmente si se escogiera a la Monarquía, esta debería recaer sobre su padre Don Juan de Borbón, pero Franco lo tiene todo estudiado y ha preparado minuciosamente su desaparición ya que no permite en vida que haya un referéndum sobre el modelo de estado Monarquía o República. 



Por tanto es la última imposición franquista que aún dura (atado y bien atado). Tenemos un rey por imposición de Franco que creyó en él para seguir su estilo genocida de dictador al que hizo jurar fidelidad al Movimiento Nacional antes de ser monarca. 


Ya de bien pequeño Juan Carlos era un enamorado del uniforme militar, pero lo más bestia que sucedió sin duda y todo el mundo vio es como Juan Carlos juró los asesinos Principios Fundamentales del Movimiento, y así daba continuidad a la labor de Franco, en una ceremonia que el NODO y la televisión llevaron hasta el último rincón de España y otros países, y que a continuación se nombra a si mismo, el primer rey demócrata de Europa y del mundo civilizado. Y de inmediato el nuevo mandatario se pone manos a la obra, que para eso Franco le enseño, que hacer y cómo, durante tantos años. Aparentemente ordena cortar los lazos con el pasado, pero escoge dentro de los mandatarios de los futuros partidos, aquellos que le juran fidelidad como el también juró ante Franco, y así está todo más atado que nunca. Designa un Gobierno de transición para ajustar cuentas pendientes, que finalmente liquidará totalmente.


Se decide acabar con la extrema derecha que le hace sombra, porque esta quisiera un régimen todavía más fascista, y se resiste con atentados, mítines y boicots en actos oficiales, mientras que los demás representantes de partidos y sindicatos ya en nómina, se someten a sus órdenes y dictados, y a todo esto el pueblo que nunca lo había escogido ni votado ni designado, ve como manda y ordena lo que quiere, sin posibilidad de refrendar un modelo de estado, que anteriormente al robo y usurpación del dictador Francisco Franco y legalmente escogido por el pueblo era la República, mientras que se ve abocado a refrendar una nueva Constitución hecha a medida del nuevo Jefe del Estado de España.

En esa época los sectores más aperturistas le advierten, tras la muerte del dictador que si el pueblo no ve una cierta apertura democrática acabará viéndose una revuelta popular que yacía latente por causa de los republicanos. El rey se refuerza militarmente con la Junta de Jefes del Estado Mayor porque no se siente seguro, a la vez que inicia una apertura para el mayor reconocimiento y peso controlado de los partidos políticos en España. Sin embargo la gente pide ruptura, y la represión policial de los mejores tiempos de Franco vuelve a salir de paseo, para recordar que solo hay un camino: LA REFORMA, y en letras muy pequeñas la reconciliación de los españoles a través de su estilo democrático, del cual, se adueña en exclusiva el nuevo rey autoproclamándose Don Juan Carlos I el Demócrata. En aquella época el pueblo tenía aún claro el recuerdo de Don Juan Carlos que había sido educado en el bunker del régimen de Franco bajo la tutela directa del fascista Torcuato Fernández Miranda. Y el pueblo acojonado volvió a callar y seguir su crudo destino del engaño continuado.

 

Y nace un estado diferente con diferentes matices pero con los mismos protagonistas de la época anterior, ayudado por dirigentes políticos que se compran con poder y manipulan desde un primer partido de “transición nacional” (a que se referirá Artur Mas cuando ha vuelto a pronunciar lo mismo), a todos los activistas sociales, políticos y estudiantiles. Catalunya y el País Vasco son diferentes, tanto en conciencia ciudadana como históricamente, y por tanto hay que consentir que tengan su propio Estatuto, y de este hecho nace el café para todos, inventándose nuevas autonomías que se dicen históricas, como Madrid. Vaya fiasco. Los sindicatos pobres ellos lloran y maman rápidamente y así empieza el control de las masas productivas españolas que se verán en el futuro defendidas por los sindicatos empresariales con representación social, y que pactaran siempre lo peor para la masa obrera.

Para iniciar su mandato responsablemente en 1976,después de la Marcha Verde de Marruecos,  España abandona el Sahara Occidental disputado por Marruecos, que se lo anexiona sin reconocimiento internacional. Actualmente y según el Derecho Internacional la soberanía y la administración del territorio siguen en manos de España, si bien desde la firma de los Acuerdos de Madrid no se ha hecho nada al respecto, solo abandonar a ese pueblo, que se ha organizado a través de la República Árabe Saharaui Democrática, la cual quiere establecer un estado independiente en el antiguo territorio provincial, sin que nunca haya sido ayudada por la Monarquía Española ante la Monarquía Marroquí, antes bien al contrario. Como vemos, todo un ejemplo de cómo joder finamente a un pueblo abandonándolo a su suerte a sabiendas que no tiene nada para sobrevivir sin nuestro apoyo. Ejemplarizante y sobre todo muy valiente a nivel internacional. Y después se atreven a reclamar el Peñón que fue vendido a los ingleses.



Como la transición con Suarez no avanzaba en el camino deseado, ni la monarquía estaba lo suficientemente consolidada, los iluminados de palacio crearon un golpe de estado ficticio en el que se iba a atornillar bien el trono de los Borbones en España.  El tema se puso en manos un grupo de salva patrias, con grandes ansias de poder y un buen regusto fascista, para que actuaran de marionetas en una trama que sirvió para que la Monarquía Española se volviera imprescindible para salvar a España de sus enemigos más crueles. El Rey se vistió de militar para la ocasión para recordar que mandaba sobre sus tropas, pero también por encima de cualquier español que quisiera levantar la voz. Con esta situación tan salvaje casi todos los medios de comunicación, los políticos y buena parte de la sociedad, se vieron obligados a silenciar la verdad de los hechos.

 

Curiosamente hay que analizar lo ocurrido como casi una opereta. Asalto al Congreso por parte de Tejero (un “pringao” con pistola incluida), mientras en una acción al mismo tiempo el general Milán del Bosch sacaba los tanques a la calle en la ciudad de Valencia, casi sin gasolina ni munición, o sea a pasear, era muy raro tomar Valencia cuando el secuestro político estaba en Madrid y allí la “Brunete” esperaba órdenes de no se sabe dónde y que nunca llegaron. Y de golpe se acabó el “golpe”, el rey salió por televisión y en un corto discurso condenó la “misión imposible e inexistente”, ratificó su democracia y ordenó a los rebeldes que depusieran su actitud, lo que éstos obedecieron al momento, pasando el monarca a la historia como el salvador de la patria, aceptándole sin condiciones sectores sociales y políticos que hasta ese momento estaban en desacuerdo como los que querían una república parlamentaria sin ninguna realeza en el medio pero que ahora habían visto su jodido poder sobre el ejército. Hay un libro que está total y absolutamente prohibido en España titulado “Un rey golpe a golpe” http://win.cut-bai.org/unrey.pdf  ), escrito bajo el pseudónimo de “Patricia Sverlo”, el cual revela que durante el juicio que se llevó a cabo contra los militares insurrectos, todos defendieron la postura de que habían actuado por “obediencia debida” al rey, sosteniendo que éste estaba al tanto de todo y que participó en el plan a desarrollar. Todos excepto el general Armada.
 
  
Hoy en día quedan pendientes muchas incógnitas. Porque en Madrid los rebeldes dejaron que   la RTVE se desplazara libremente hasta la residencia real para grabar el discurso de Juan Carlos I anulando el golpe de estado, no interviniendo nadie cuando al parecer la Zarzuela estaba férreamente rodeada por uno de los grupos rebeldes, que no se tomaron la molestia siquiera de cortar las vías de comunicación con el exterior para dejar totalmente aislado al rey, antes al contrario pareció que le estuvieran protegiendo? De qué o quién?  De esa manera la monarquía gracias a un grupo cercano de militares a los que utilizó y luego abandonó a su suerte se convirtió en intocable. Aunque para muchos la verdadera instigadora de este golpe de estado fue la reina Sofía, que planeó el mismo ante la amenaza de vastos sectores del país que, de manera cada vez más persistente, venían trabajando para acabar con la monarquía. Desde el golpe, el rey Juan Carlos I es prácticamente un “intocable” a nivel mediático, donde  aparece como “el rey de todos los españoles”, sin que ello sea la verdad, pasando los medios de sus negocios poco claros y la creación de su enorme fortuna personal


Pero lo mejor de su reino han sido y son sus amistades relacionadas con la banca, los delitos inmobiliarios, las estafas, etc…  Empezamos por Mario Conde, quien llegó a convertirse en el llamado “banquero de la monarquía” que en su momento se hizo cargo de Banesto y que fue intervenido apareciendo cuentas a nombre del rey vinculadas a operaciones con Asturiana de Zinc, Sindibank y el propio Banesto.  Juan Carlos I ha sabido rodearse de personajes que no se conocen precisamente por sus virtudes morales. Entre los más próximos al monarca se encuentran, por ejemplo, Miguel Arias, Joaquín Vázquez Alonso y Jaime Cardenal Pombo, algunos de los cuales aparecieron implicados en el escándalo en 1992 de Ibercorp y también  Borja Prado y Colón de Carvajal, el administrador del rey en el sector armamentístico.  Otro amigo es Marc Rich, considerado el evasor de impuestos más importante en la historia de los Estados Unidos. En 1998 fue indultado por Bill Clinton. El rey Juan Carlos I figuró entre los solicitantes del indulto, junto a Shabtai Shavit, Camilo José Cela y el  empresario Fernández Tapias. Quizá todo se deba ala mala suerte.

En medio de todo esto, a la monarquía española no le interesan en realidad los avatares políticos de su país, ni quién esté en la presidencia del gobierno, los partidos políticos están de acuerdo en un trato de favores mutuo, mientras la realeza ve transcurrir sus días con placidez, solo cuidando que sus productivos negocios no se vean afectados, ni su bienestar alterado por falta de ingresos ( 8,6 millones de € en presupuesto oficial que todos pagamos). Pero solo ahora con un gran escándalo de su yerno el rey se atreverá a hablar en que partidas gasta sus ingresos oficiales. Que por favor no nos haga reír por sus chistes, ni llorar de pena por sus privaciones,  y nos pida más austeridad, porque ya está la población al límite de sus posibilidades económicas, mientras que la Casa Real mantiene un patrimonio brutal. Ver video. El pueblo siempre ha tenido conocimiento de sus escarceos románticos y amorosos y por eso es mejor que no explique nada de gastos.

 

El rey Juan Carlos de Borbón se rodea de férreas mordazas y de  muros de silencio levantados en su entorno, gracias a la sobreprotección de que disfruta por parte de las leyes españolas ya desde que ordenó redactar su querida Constitución Española, disfruta de una inmunidad y impunidad que el ilegal y contradictoria a todas luces. En concreto la misma lo considera en uno de sus apartados “constitucionalmente irresponsable”, ya que según este, “su persona es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”. Por si fuera poco el Código Penal español, le protege dejando indefensa a la parte contraria en diversos articulados como el artículo 490.3 que dice: “El que calumniare o injuriare al rey será castigado con la pena de seis meses a dos años si la calumnia o injuria fueran graves, y con la de seis a doce meses si no lo son”, el artículo 491 expresa: “Se impondrá pena de seis a 24 meses al que utilizare la imagen del rey o de sus familiares de cualquier forma que pudiera dañar el prestigio de la Corona”.  Es así como, entre las represalias legales y la censura de los medios, transcurre plácidamente la vida apacible de Juan Carlos de Borbón. 


Como sea que el pueblo español no habla, otorga al rey, pero antes en la época dorada de las monarquías, estas protegían a sus súbditos cuando eran atacados, acogiéndolos en sus castillos; y ahora?  No, no, mejor me quedo fuera y me escapo de esa tortura. Solo de pensar que la Casa Real de España todavía reclama el título al Reino de Jerusalén, y que S.M. el Rey Juan Carlos de hecho usa este título, me siento amenazado. Ahora la monarquía empieza a sentirse de nuevo insegura y hay voces que se alzan contra la Casa Real. Se oyen voces que dicen que se acercan cambios, y es que el tema está muy agotado ya, después de tanto robo escondido y tanta dictadura encubierta. 


Os dejo con un artículo hay que leerlo con calma y analizar aun más despacio antes de frotarse los ojos, y suena a autor de libro prohibido sobre la monarquía.


Jordi M.

jueves, 8 de diciembre de 2011

SINDICATOS PARA QUIEN…


Un sindicato se define en los diccionarios y por la RAE, por una asociación de trabajadores que se constituye para defender los intereses sociales, económicos y profesionales vinculados a la actividad laboral de sus integrantes. Se trata de organizaciones democráticas que se encargan de negociar las condiciones de contratación con los empleadores. Representa a sus afiliados como una  organización obrera que los defiende en sus intereses de clase y desarrolla las negociaciones colectivas con las empresas. O sea, es en definitiva una asociación libre de individuos, a los cuales une su relación salarial. Tiene dos contrincantes muy duros e irreconciliables con su esencia en teoría no manipulable, como son la patronal y el Estado.

Pero en España desde la muerte de Franco y ya en la mal llamada ”transición democrática”, e incluso antes de su legalización, CCOO y UGT apostaron por firmar cuanto les pusieron por delante, empezando por los pactos de la Moncloa, y multitud de reformas y leyes a partir de entonces, en su afán de conseguir un espacio político y grandes recursos económicos, aún cuando ello supusiera recortes en los derechos del trabajador. Los sindicatos reclamaron al Estado ahora “democrático” que se les financiara plenamente y se le devolvieran sus locales anteriores a la dictadura, con la única excepción, eso sí, de la CNT que, siendo la mayor propietaria de inmuebles antes de la guerra, no recibió un duro de compensación, mientras que los trabajadores irían afiliándose libremente al sindicato que tuviese un programa adecuado a sus ideas sociales y laborales. Esto fue así en parte porque los dos grandes sindicatos ya desde el primer momento se repartieron gran parte del pastel de las empresas según los sectores de producción o servicios, lo que motivó que los trabajadores fueran reacios a afiliarse a un sindicato al que no consideraban representativo. Este hecho marcó el futuro de las finanzas de los sindicatos, que se preocuparon más de estar financiados que de dar servicio a los trabajadores, firmándose gracias a pactos en los convenios a clausulas letales para los trabajadores, mientras los sindicatos recibían financiación directa del Estado y de diferentes sectores empresariales, métodos que perduran hasta nuestros días.


Y uno se pregunta hoy de dónde provienen sus enormes finanzas ya que el porcentaje de afiliación es ridículo. Las cifras ingresadas por sus cotizantes, no son ni evaluables y sin embargo vemos a miles de «liberados» del cruel trabajo de los demás mortales y que están a sueldo sindical, unos 300.000, lo que significa que hay un representante de los trabajadores por cada 39 empleados en las empresas españolas. En la segunda mitad del siglo XIX y en el primer tercio del XX, cuando en Europa especialmente existieron sindicatos de verdad, o sea autofinanciados por sus afiliados, a aquellas bandas de sinvergüenzas que cobraban de la patronal o del Estado se les llamaba esquiroles. Por esa razón debemos entender que la financiación ha crecido enormemente y que estamos tratando con sindicatos de esquiroles financiados por las empresas y el Estado. Está pero que muy claro. Lo que es lo mismo, fondos públicos que salen de nuestros bolsillos. Los sindicatos, los grandes sindicatos al menos, son hoy más fuertes que un ministerio. Regido por quienes nunca trabajaron. Sometidos a la ley del esquirol: ser fiel al amo que paga. La caradura que gastan es inimaginable. Estos sindicatos son los que cantan en Rodiezmo todos los años ¡Arriba los pobres del mundo - En pie los esclavos sin pan! (Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo(CC.OO.)). Sin embargo con sus actos del día a día, dejan a los pobres que sean más pobres, mientras que ellos bien que tienen sus sueldos garantizados. 



La financiación de los sindicatos por el Estado es la máxima corrupción que puede suceder en un país, es joder al trabajador con aquellos que deberían defender sus intereses. En política siempre hay corrupción, pero que sea en estas esferas trata al ciudadano trabajador como una marioneta, le impone sus exigencias a la fuerza sin que se dé cuenta, transforma al productor en un siervo sin ideas, alguien que no sea nada ni nadie. Estas verdaderas mafias que son los sindicatos no tienen suficiente y exigen cobrar cantidades. La crisis está enviando al paro y fuera del mercado laboral a 6.000 personas diarias, y ya estamos llegando a los cinco millones de parados. En este contexto lo normal sería que los sindicatos estuvieran en pie de guerra y se enfrentaran al Gobierno, que espolearan a las empresas para crear puestos de trabajo y reclamándoles que adoptaran medidas y reformas para evitar este desastre. Sin embargo callan y bien calladitos, solo hay que ver que piensa el sindicalista Fernández Toxo que tiene pánico a que se origina una huelga general, que considera que "no sería oportuna".

Uno de los secretos mejor guardados desde el comienzo de la transición política ha sido la financiación de las organizaciones sindicales. Los sindicatos, tan dispuestos siempre a exigir transparencia a las empresas, a los organismos e instituciones, llevan más de 30 años ocultando sus finanzas. A ellos no les afecta la crisis gracias al dinero que les dan los contribuyentes a través del Ministerio de Trabajo. CCOO y UGT recibieron casi 16 millones de euros en 2008, 2009, 2010 y también este año, cifra que ha ido aumentando. Con esta partida de fondos públicos es difícil que los sindicatos se enfrenten al Gobierno. Aunque estos dos sindicatos son los que más fondos han recibido, no son los únicos que financian los ciudadanos con su trabajo diario pero comparados son abismales. Entre los que más ayudas lograron destacan el sindicato vasco ELA que percibió 513.000 euros, la Unión Sindical Obrera (USO) 499.000, el sindicato de funcionarios CSI-CSIF 376.000, el gallego CIG 299.000, el vasco LAB 230.000, la CGT 213.000 euros.etc…, la lista es interminable. Los sindicatos se remiten a las cifras publicadas en los Presupuestos Generales del Estado y en el BOE, pero aseguran no tener computado el total de subvenciones recibidas. El dato existirá, pero llevaría mucho trabajo, pues hay que mirar todas las federaciones, todas las organizaciones, que llevan distinto CIF…  Por lo que es evidente que las cuantías recibidas son mayores.



El Ministerio de Trabajo financia por una doble vía a las centrales sindicales. Una partida presupuestaria destinada a la financiación basada en la representatividad, que se adquiere con el 10% del resultado electoral en las centrales de ámbito nacional, según los resultados globales obtenidos en elecciones sindicales legalmente convocadas. Su destino es vago e indeterminado: actividades de carácter sindical. Hay una segunda partida, que se destina a compensación económica por participación de centrales sindicales y organizaciones empresariales en los órganos consultivos centrales y territoriales del Ministerio de Trabajo e Inmigración, de las CCAA, el INSS, el INEM, del CES, de sus organismos autónomos y de las entidades gestoras de la Seguridad Social. La complejidad organizativa de los sindicatos, con aparatos centrales y estructuras territoriales descentralizadas, superpuestas a las sectoriales, hace muy difícil el seguimiento de los fondos y el objetivo de conocer una cifra, siquiera aproximada, del dinero que manejan. La trama de subvenciones y pagos en especie diferentes administraciones y otras instituciones crean un agujero negro que nadie de fuera de los mandos puede controlar.


Hay que hacer un poco de ejercicio en la memoria para entender toda esta corrupción actual pues los sindicatos tienen un historial que es francamente delictivo aunque muy impune. Ya en 1990 CCOO y UGT firmaron el III Convenio de la Administración con un pacto adicional (no publicado en el BOE) en el que se fijaba para el futuro una subvención fija de un millón de pesetas anuales. También se sabe que cobraron por los ajustes en SKF, Elcano e Iberia, etc...  En 1993 Cándido Méndez, (UGT) obtuvo un aval por valor de 5.600 millones de pesetas, para  la Cooperativa de Viviendas PSV-IGS, ( el mayor engaño a los trabajadores que haya ocurrido jamás, con el dinero de 20.000 familias para comprar pisos, UGT invirtió más de 15.000 millones de pesetas en operaciones ajenas a construir viviendas) desplazando al hasta entonces dirigente Nicolás Redondo del poder. En febrero de 1995, otro escándalo sindical: el del cobro de "servicios sindicales" a las empresas que realizan ajustes laborales. Estos pagos son para “asesorar y negociar” planes de viabilidad empresarial. Los trabajadores afectados desconocen la existencia de estos pagos y su cuantía. Otro gran engaño a los trabajadores. Vaya traiciones a los compañeros no! 


A finales de los 80 y en la década de los 90, los sindicatos crearon sociedades cooperativas de gestión muy opaca que formaban aseguradoras, agencias de viajes, gestión de fondos de pensiones y construcción de viviendas. Estas empresas pasaron a servir en la gestión de prejubilaciones, planes de vacaciones, etc… pactados con los grandes grupos como Endesa, Correos o Telefónica, moviendo un gran capital de dinero y estableciendo importantes vínculos económicos con las mismas, acentuando la corrupción interna en su labor sindical. Actualmente se reparten con la patronal hasta un 80 % de las ayudas a formación. Estos fondos surgen de las nóminas de todos los trabajadores. CC.OO.y la UGT, hace poco reclamaron que se anulasen las cláusulas que en determinados convenios colectivos limitan o impiden la contratación a través de las empresas de trabajo temporal (ETT) apostando por la precariedad y la explotación del trabajador. Los sindicatos mayoritarios  también tienen la costumbre de intentar destrozar las asambleas de los trabajadores que no pueden controlar así como a escapan a su control y a los sindicatos que no hacen lo que ellos ordenan. Por ejemplo la empresa Clece S.A.A de Sevilla en la que el personal de servicio de tierra del AVE con RENFE está en conflicto, y en el que la totalidad de los trabajadores están afiliados a CNT, CCOO negaba los derechos legítimos del Sindicato anarquista para participar en las negociaciones, y presionó para que los posibles acuerdos quedasen en manos de sus liberados en el sector ferroviario, cosa que afortunadamente para los trabajadores no consiguió.

Estos sindicatos mayoritarios actúan como empresas utilizando su poder político para enriquecerse. No hace mucho han elaborado el plan de pensiones de los funcionarios del Estado, una concesión que afecta a 530.000 funcionarios. Se creó una comisión expresa en la que 8 de los 22 miembros eran de estos dos sindicatos y el resto de una empresa gestora, de la que CCOO y UGT tienen el 30% de las acciones. Esta maniobra no solamente es inmoral sino ilegal si tenemos en cuenta que la concesión estaba sujeta a la Ley de Contratos de las Administraciones Publicas. Pero manda quien manda.

Bien, está claro que estamos ante un delito continuado contra la comunidad trabajadora honrada que ni siquiera puede defenderse de los abusos que practican estos elementos sindicales, incluyendo sus comilonas a puerta cerrada en lujosos restaurantes con los empresarios y políticos que les pagan. En esas ocasiones tengo entendido que pagan ellos, aunque a 90 días como mínimo, por aquello de los intereses bancarios.

Es otra de las grandes vergüenzas de nuestro país en los que la justicia también mira hacia otro lado, y es que los jueces también tienen que protegerse, supongo, de esos energúmenos mafiosos que llevan el “negocio sindical”. La pregunta es: sindicatos… para quién? Y sobre todo porque? Porqué con mis impuestos el Estado les paga sus desmanes? Nadie les ha autorizado jamás y eso supera la ley.



Jordi M.

lunes, 5 de diciembre de 2011

INDIGNAR A LOS INDIGNADOS


Este sábado, tres de diciembre, mientras me encontraba la mar de tranquilo y tomándome la cervecita de costumbre, estaba como siempre, ojeando la Vanguardia, que es el diario habitual del bar que frecuento. Cuando mi vista se posó en la primera página de las de color amarillo, que casi siempre están repletas de tonterías varias. ¡Faltó poco para que las cataratas de los ojos se me cayesen al suelo¡ Lo cual hubiese sido de agradecer, puesto que no sería necesario ya que me operasen de la vista. Pues si bien tengo entendido que se trata de una intervención sencilla y hecha con rayo láser, sin la necesidad de quedar ingresado, la verdad es que maldita sea la gracia que ello me hace. ¡Eso si¡ Lo que debí de recoger del suelo fue otra cosa, que también es muy importante y delicada.

La noticia que leí, para mí que se las traía de lo lindo, por el trasfondo que le encontré conforme la iba leyendo. Ésta, daba conocimiento a los lectores, de la inauguración de una pista de hielo para patinaje, instalada en plena Plaza de Catalunya y puesta en marcha, según indicaba, por la Fundación Barcelona Comerç, en colaboración con nuestro querido Excelentísimo Ayuntamiento, para el disfrute de quién practique dicha modalidad de patinaje. Y que funcionará durante las próximas fiestas navideñas, que tendrán, como cada año, una duración de tres semanas, más o menos.

Ello, me parecería de lo más normal, si no estuviéramos en crisis y no concurriesen en el hecho lo que para mis escasas entendederas son un cúmulo de incongruencias. Hablando de entendederas y neuronas, he de decir que es un producto que no lo tengo en demasía y que si tuviese menos cantidad de ello, lógicamente, tendría la mentalidad más escasa y quizás hubiese podido entrar en la política, ya que para ello no hace falta pasar oposiciones, alegar conocimiento alguno, ni presentar currículum de ninguna clase. Tan solo es necesario disponer de las neuronas justas para poder pasar el día. Al menos así nos lo han demostrado los políticos hasta la fecha.

Las incongruencias encontradas en el artículo, dentro de mi modesto punto de vista y teniendo siempre en cuenta la crisis que estamos atravesando, a la cual no se le ve el final todavía, son


  1. - Según el Presidente de la citada Fundación, la puesta en marcha de la antedicha pista    asciende, tan solo, a la irrisoria cantidad de 400.000 €, por lo que empiezo a dudar de la crisis que dice sufrir el ramo del comercio. Al menos, dicha Fundación, parece no sufrirla en demasía.

  1. - El coste municipal es de 5000 €, si bien el Alcalde ya manifiesta de antemano, que es más que probable la pérdida de dinero. Lo que me da a entrever que el Ayuntamiento no participa, con ésta cantidad, para el disfrute del ciudadano, si no, que por lo contrario, intenta hacer algo de negocio con una escasa inversión. Y por si éste sale mal ya se está cubriendo las espaldas para que la cantidad invertida quede en el Departamento de Objetos Perdidos sin más explicaciones.
  1.  -  ¡Eso si¡ ¡Hay que decirlo todo¡ El precio estipulado para el disfrute de la pista es totalmente asequible para cualquier hijo de vecino, ya esté parado, jubilado o, inclusive desahuciado, puesto que se trata tan solo de 6 miserables y puñeteros euros la media hora, extensibles a 8 € la hora completa. ¡Irrisorio¡ ya que son, ni más ni menos que, 1000 y 1330 de las antiguas pesetas. Totalmente asequible para todos los bolsillos y todas las economías, estando exento de cualquier ánimo de lucro. ¿Qué más se puede pedir¿ Además hemos de tener en cuanta las magnificas facilidades y el gran descuento que les hacen a quienes quieran usar la pista con sus propios patines, que son muy de agradecer y que ayudarán a promocionar la pista. ¡No les descuentan absolutamente nada¡ Ya tienen bastante con la comodidad que representa estar acostumbrados a sus propios patines (dicho, según el artículo, por el propio Presidente de la Fundación, con lo cual queda de manifiesto su condición de buen  comerciante). Por otra parte, al usuario que use sus propios patines, también le quedará la enorme satisfacción de que habrá dejado un juego de patines más, para aquel que no disponga de unos propios. De todo ello se desprende que, sumando lo asequible del precio y los descuentos aplicados, las colas de gente para entrar a la pista pueden llegar a la Plaza de España, por lo menos. Y quizás, sean tan largas que, en día festivo, lleguen a invadir parte de L’Hostitalet de Llobregat. Por otra parte, parece ser que, no se tiene presente que mientras se patina no se compra, ni el que patina tiene presente que si se rompe una pierna, con los recortes que tenemos en sanidad, igual se queda tres días con la pierna rota antes de que se la escayolen.
  1. – Por otra parte y dejando de lado el despilfarro que representa, ya que sería preferible que, en lugar del gasto para instalar la pista, Fundación Barcelona Comerç, hubiese indicado a los comerciantes la necesidad de aplicar algún tipo de descuento en las compras de Navidad y subvencionarlo parcialmente con el capital invertido en el evento, para que la gente se animase a comprar. El Ayuntamiento también ha fallado en este asunto, al igual que está fallando en muchos otros (parece especialista en ello), ya que permite una instalación privada en un espacio público, que además, junto a la Sagrada Familia, es insignia de Barcelona y harto visitada por el turismo. Con lo cual, al igual que pasó con la Fiesta del Aire, se está pasando por el forro las Ordenanzas Municipales emanadas de él mismo y muy especialmente las que regulan el uso de la vía pública. Posiblemente se ha pensado también que, como las ventas pueden ser escasas, se le puede sacar el dinero al personal por otros medios más lúdicos.

  1. – Tengamos bien presente que la Plaza de Catalunya es un espacio público del que se desalojó, por la brava, con desmesurada contundencia y sin miramiento alguno, como si de una conjura judeomasónica se tratase, a miembros de Democracia Real Ya y a otros indignados y respetables ciudadanos, en una sentada pacífica, en que lo único que hacían entre otras loables peticiones, era pedir respeto, consideración y un trato más justo. Y lo hacían de un modo pacífico, en un espacio público y sin alterar el orden. Pero claro… ¡haberles escuchado, sería como darles pan¡ ¡Y de momento, para que nos conformemos, ya nos dan el circo¡.  Y como si de puro recochineo se tratase, instalan la carpa en el mismo lugar donde desalojaron a quienes protestaban por el nefasto sistema que nos rige. Demostrando así, que sigue tan nefasto como de costumbre. No dejemos de tener en cuenta que nuestro Ayuntamiento, ahora está gobernado por los mismos que ordenaron el desalojo de la Plaza de Catalunya, si bien ahora no tienen la más mínima intención de desalojar la carpa de la Plaza.
También cabe decir, ya que así lo divulgaba la misma edición, que el máximo responsable del desalojo (el Honorable Felip Puig), no tiene que presentarse ante el Juez, a no ser que así lo disponga El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, ya que se encuentra aforado por razón de su cargo. Tan solo responderán en el juzgado, al igual que siempre pasa en política y demás altos cargos, los cabezas de turco, según dicta la más estricta Ley del Embudo. ¡Pero ellos se lo habrán buscado¡ ¡Por no saber que ciertas órdenes se deben de aceptar solamente por escrito y así que cada cual cargue, en su persona y conciencia, con la parte que le corresponda¡ 

Adiós, ahora me marcho a ver las noticias y consultarlas con la almohada para sacar nuevas conclusiones, ya volveré cuando las tenga.

 Manel M.

DESPISTES ECONÓMICOS DE LA MONARQUÍA


Erase una vez una princesa muy rubia, a la que sus padres hicieron estudiar ciencias políticas para  que se fuera a vivir a la “presunta república independentista de Catalunya y a su capital en Barcelona”. La princesita no fue con una mano delante y otra detrás a vivir a esa ciudad, sino de la mano de La Caixa, espina dorsal de la vida económica, social y en parte política de Cataluña, y con una clara misión; acercar la monarquía española al pueblo “secesionista”. Los duques de Palma han encontrado un ambiente de propicia indiferencia, según unos, y de respeto y comprensión, según otros, en el que construyeron parte de sus vidas. Si la llegada de Cristina de Borbón a Barcelona respondió a una estrategia de Estado para fortalecer la posición de la Corona en Cataluña, no se puede decir que la operación haya sido un éxito.

En 1997 contrajo matrimonio en la ciudad condal con Iñaki Urdangarín, hijo de  una familia vasca conocida, su padre había tenido negocios con la empresa química alemana Fuchs de lubricantes para uso civil y militar. El chico participó como jugador desde la base del balonmano del F.C. Barcelona, deporte del que se retiró para actuar como directivo del Comité Olímpico Internacional. Después de la boda Urdangarin todavía se mantuvo en activo como jugador de balonmano, pero cuando por fin tuvo que colgar las botas ya que sus compromisos con la familia real le requerían y los problemas de seguridad en los encuentros crecían, comenzó verdaderamente su carrera laboral. La Casa del Rey vio con buenos ojos que el duque de Palma se siguiera dedicando al mundo del deporte a través del Comité Olímpico Español, pero la jugada finalmente no cristalizó. Así que se lanzó al mundo de profesional de los consejos y las asesorías.

En el momento de la boda la gente habló sin parar de la calidad humana de la pareja de príncipes, que con el tiempo se fueron a vivirá a una modestilla casa fortaleza- palacete con muros de 4 metros y 1.300 metros cuadrados de jardín, en el corazón de la zona más humilde y discreta de Barcelona situada en Pedralbes. Aquí vivían  desde que lo compraron por seis millones de euros, en 2005, Cristina Federica de Borbón y Grecia, su marido, Iñaki Urdangarín Liebaert, y sus cuatro hijos, lo que disparó las primeras especulaciones  de que los negocios de Iñaki Urdangarin iban viento en popa y a toda vela, Realmente sorprendía el elevado poder adquisitivo que había alcanzado la pareja siete años después de su boda. En ese periodo los trabajos estables de ellos eran La Caixa para Cristina una ejecutiva con un salario en torno a los 200.000 euros anuales, mientras que Iñaki Urdangarín cobraba unos 300.000 euros como consejero de tres sociedades de Telefónica: Telefónica México, Telefónica en Brasil, Telesp y desde hace poco pertenece a la Fundación Telefónica, además de consejero externo de Motorpress Ibérica.

Pero una madrugada, un desconocido atacó el palacete con aires de ajuste de cuentas, llegó hasta la vivienda conduciendo su propio coche y arrojó hacia el interior del mismo, un cóctel molotov con tres litros de gasolina, con la mala o buena suerte, según se vea, que la mecha no prendió, y el atentado quedó en mero intento. Los duques ni estaban.  Pero esa acción despertó algo de recelos en Cataluña, porque inicialmente querían imputarse los hechos con el independentismo siempre preconizado en Catalunya, pero se comprobó que el acto era debido a otros oscuros asuntos de negocios. Con muchas prisas a partir del verano de 2009, los duques de Palma de Mallorca se fueron a vivir a Washington, mientras que Iñaki ya estaba envuelto en escándalos con cuestiones de empresas olímpicas. Esa casa se cerró en el verano de 2009, pero no la alquilaron hasta más tarde. En ese momento y desde la Casa Real se dijo que el cambio de la hija menor de los Reyes de España, obedecía a nuevos compromisos profesionales de su marido. Pero fue justo en ese verano de 2009 cuando la compañía le ascendió a consejero y presidente de la Comisión de Asuntos Públicos de Telefónica Latinoamérica y Estados Unidos, lo que se interpreta como un nombramiento para salir de España y que obedecía más al interés de los duques de instalarse en Washington que a necesidades laborales o empresariales.

Por aquellas fechas ya comenzó a circular en algunos círculos próximos a la familia real, que el nuevo destino de Urdangarin tenía que ver con la dimensión que estaban alcanzando sus nefastos negocios derivados del COI, pero hay una máxima no escrita dictada por la Casa del Rey, por la cual nadie de su familia debe de emprender actividades profesionales fuera de su trabajo real o palaciego sin tener autorización excepto él. Pero la verdad es que la policía y la hacienda ya estaban investigando a Nóos Consultoría Estratégica SL y Aizoon SL, una Asociación y dos empresas participadas por Iñaqui y la infanta Cristina en las que los duques de Palma entre 2003 y 2006, periodo en el que el esposo de Cristina de Borbón permaneció ligado al Instituto Nóos. La entidad recaudó más de cinco millones de euros de la Generalitat valenciana y del Govern balear. El juez del caso Palma Arena describe a Nóos, como una tapadera para apoderarse de fondos públicos.




Sólo es posible extraer conclusiones sobre la evolución de la empresa cuyos títulos comparten Aizoon SL, creada como inmobiliaria y reconvertida luego en consultoría y de Nóos Consultoría Estratégica, donde Urdangarin fue socio fundador y que aparece administrada por Diego Torres, ya imputado en un caso donde el juez investiga los presuntos delitos de falsedad, prevaricación, fraude a la Administración y malversación. Entre 2003 y 2006, ambos ejercicios incluidos, Nóos Consultoría y Aizoon generaron una facturación global de 5,01 millones de euros. Y registraron beneficios netos conjuntos por 1,3 millones. Fue en el comienzo de ese periodo, según el juez del caso Palma Arena, cuando Urdangarin se incorporó a Instituto Nóos en calidad de "administrador". En resumen, la entidad sin ánimo de lucro presidida por Urdangarin logró a dedo contratos o convenios públicos para cuya ejecución subcontrató a sociedades donde participaba Urdangarin como empresario privado. El equipo policial, de la Agencia Tributaria y de la Fiscalía Anticorrupción de Palma registraron las sedes en Barcelona de las diferentes compañías vinculadas a Urdangarin. También  efectuaron recopilación de datos y interrogaron a Diego Torres, socio y colaborador de Iñaki, su esposa María Tejeiro y el asesor fiscal Miguel Tejeiro.

 

Desde que trascendió la existencia de la operación Babel, como denominó la Policía el alud de registros ordenados por el juez Castro, Urdangarin he emitido  un escueto comunicado en el que aseguraba que defenderá de que su actuación profesional ha sido siempre la correcta. La Casa Real sólo se ha pronunciado para expresar su respeto al trabajo judicial, pero ahora deberá analizarse la vertiente ética del asunto, es decir, no ha gustado nada por qué el yerno del rey ha obtenido beneficios privados  de forma irregular a través de una asociación sin ánimo de lucro y de interés público. Iñaki Urdangarín, esposo de la infanta Cristina y Duque de Palma está valorando emitir un comunicado anunciando que se desliga de la Casa Real hasta que se aclare todo lo que envuelve el caso Nóos, en el que se ha visto envuelto en los últimos días. El desligamiento de Urdangarín de la Casa Real significaría que dejaría de asistir a los actos oficiales. La Casa Real ha recordado que don Juan Carlos siempre ha evitado asistir a eventos impulsados por su yerno. La Colmena Real tiene al zángano cabreado con los negocios que no son suyos. Pero parece ser que este cabreo no alcanza a su hija, como si ella no fuera la tesorera de los manejos de las empresas de Urdangarin, o como si todo eso no fuera con ella.

La Casa del Rey, tras conocer que puede haber imputación judicial, no ha querido valorar la información y  no ha roto el secreto de las finanzas de la familia real mediante los Presupuestos Generales del Estado, y la respuesta de la Casa Real a la solicitud de información ha sido negativa. El rey, recibe de los Presupuestos del Estado una cantidad global para el sostenimiento de su familia y su Casa, y distribuye libremente la misma. La Carta Magna no dice en ningún momento que esa libre distribución deba realizarse en secreto, pero así es. La Casa Real informa de que las infantas cobran en función de los actos a los que van,  para compensar los gastos en que incurren cuando acuden a los mismos en representación de la familia real. Cristina de Borbón percibió entre 2003 y 2006 lo que el rey dispuso pero sin especificar. La ausencia de datos oficiales cierra la puerta a cualquier intento de analizar los ingresos globales de los duques de Palma en ese cuatrienio. Mientras que comparada con otros países de su entorno, España se ha convertido en un modelo de opacidad de las cuentas y actividades profesionales remuneradas de la familia del jefe del Estado.

Y ahora, el yerno del rey de España hace estallar el escándalo con su presunto desvío de fondos públicos y siguiendo esa opacidad en las operaciones monetarias que son de una gravedad extrema para la Corona española que sin dudad socava la ya de por si mala reputación de la que goza. La imagen de un miembro de la familia real ante un juez puede ser demoledora, pero el escándalo de Urdangarin es un salto cualitativo: hablamos de presunta corrupción de miembros de la realeza española pagada por el pueblo. De la monarquía española no se conoce nada. La Casa goza del escudo del artículo 65.1 de la Constitución, que consagra que el rey "distribuye libremente" la cantidad pagada por el Estado. Se ignora el desglose de la partida de los Presupuestos Generales del Estado, el conjunto de rentas, patrimonios e intereses de la familia o los impuestos que pagan. Sus asignaciones no están sometidas a nada. Que abuso de poder. Así va su reputación y nuestros bolsillos. Sabíamos que debíamos contribuir a su mantenimiento obligadamente, pero además que nos roben en la cara y a través de dinero público de nuestros impuestos ya es intolerable.



Para los amantes de la prensa del corazón  que ya anuncian y muestran las imágenes de la princesa con semblante serio en las revistas, foros y blogs de Internet. Los rumores sobre la separación de los Duques de Palma han saltado tras comprobar la soledad de Cristina en actos tan destacados como el funeral de Juan Antonio Samaranch. El asunto no pasaría más allá del cotilleo rosa si no fuera porque algunas informaciones apuntan algo más: implicaciones políticas y tramas de corrupción varias, entre ellas la Gürtel. Sólo faltaría ahora que la Casa Real viera que su yerno, su hija o alguna de las empresas con las que ha estado relacionado, figurase en el voluminoso sumario instruido por Baltasar Garzón.


Sin duda saltaran más noticias sobre este caso, y quizá de mayor calado de corrupción, otra cosa será como la justicia actúa ante este escándalo real, pero con independencia de los actores, debe hacerse justicia con castigos ejemplares que regeneren la confianza popular en las instituciones de la Justicia, a las que siempre apela el Rey en la apertura anual del curso. Este cuento de la princesa no tiene un final feliz pero es lo que es, y ahora los republicanos  están frotándose las manos ante menudo desprestigio monárquico, y tienen razón. Pobre princesa, el sapo le salió ladrón.

Jordi M.